DENUNCIAMOS LA BRUTAL VIOLENCIA EJERCIDA POR LAS AUTORIDADES ISRAELIS