DESEOS 2021. RECOMENDACIONES DEL PACTO DE TOLEDO 2020

Imagen: 

INFORME FÓRUM POLÍTICA FEMINISTA A LAS RECOMENDACIONES DEL PACTO DE TOLEDO 2020.0. Defensa del mantenimiento y mejora del sistema público de pensiones -El Congreso de los Diputados reafirma su compromiso en el mantenimiento, mejora y adaptación del sistema público de Seguridad Social y, especialmente, del sistema de pensiones. -Se opone a cualquier transformación radical del sistema que suponga una ruptura de los principios en que se asienta el actual, en especial los de solidaridad intergeneracional e intrageneracional, suficiencia de prestaciones, equidad en el reparto de las cargas y responsabilidad pública en la dirección y gestión del sistema. -No considera adecuado parcelar el sistema en función del origen de la necesidad a proteger. -Reitera la separación de fuentes de financiación para las no contributivas y servicios universales. En su voluntad de defensa del sistema de pensiones, la Comisión no ha tomado en consideración la corrección de la brecha de género en las pensiones como factor sobre el que incidir de manera prioritaria. El compromiso político con el sistema se antepone al compromiso con las mujeres y con su derecho a tener unos ingresos dignos en la etapa de mayor edad. La brecha entre las pensiones de jubilación de las mujeres y de los hombres dadas de alta en 2018 fue del 34,22%, con un importe medio de 915,33 € para las de las mujeres. Sin embargo si tenemos en cuenta todas las pensiones de jubilación en vigor para ese mismo año de referencia, la diferencia asciende al 54,66%, con un importe medio de pensión de 825,48 € para las mujeres. Los porcentajes de brecha son lo suficientemente escandalosos, además de sobradamente conocidos, como para que estas Recomendaciones hubieran incluido su corrección como compromiso y principio de acción básico. Es evidente que las mujeres sufren una discriminación en materia de pensiones y es obligación del Estado eliminarla con medidas que tiendan a la equiparación de las cuantías. •La reducción de la brecha de las pensiones entre mujeres y hombres como objetivo transversal para todas las medidas que se adopten para la sostenibilidad del sistema público de pensiones en cumplimiento de los principios de solidaridad social y entre generaciones.