El gobierno oculta a la ONU los recortes en igualdad