JORNADAS: “MUJERES TRANSFORMANDO EL MUNDO. IDENTIFICANDO OPORTUNIDADES Y PROPUESTAS FEMINISTAS EN TIEMPOS DE CRISIS”

Jueves, 4 Julio, 2013 - 16:30

Madrid acoge el evento ‘Mujeres transformando el mundo”

Propuestas feministas en tiempos de crisis

Las jornadas, organizadas por la Red Europea Wide+, declaran el fracaso del sistema capitalista y del modelo patriarcal, y llaman a la alianza del movimiento de mujeres

Unión Europea, Feminismo, Movimiento feminista, Madrid, Martes 9 de julio de 2013, por Gloria López

 

Madrid, 08 jul. 13. AmecoPress. El mismo día que se daba a conocer en España el informe anual de avances de las Naciones Unidas sobre los objetivos del milenio, en el que se indicaba que la meta de igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres no se cumplirá en el plazo de 2015, comenzaban las jornadas “Mujeres transformando el mundo. Identificando oportunidades y propuestas feministas en tiempos de crisis”, organizadas por la Red Europea Wide + en Madrid.

Un nutrido y diverso –desde académicas hasta militantes del 15M, pasando por históricas y nuevas anónimas- grupo de feministas de toda Europa se encontró el pasado jueves ante la invitación de “repensar los modelos fallidos de la Economía y el Desarrollo”, así como “revisar las alternativas actuales defensoras de derechos más igualitarios y prácticas equitativas, profundizando en el papel de las feministas en los espacios alternativos en todo el mundo”.

Una tarea tan compleja como apasionante. Antes de abrir el debate para lograr aclarar los “territorios de disputa que estamos priorizando”, como expresó Rosabel Agirregomezkorta, de la Red Wide + España durante la presentación del evento, varias expertas de diversas organizaciones dieron sabias pinceladas al contexto político –social, enmarcado en una “crisis global del sistema”. Una crisis del sistema capitalista y el modelo patriarcal con impactos en lo económico, financiero, ecológico, político y social, que pone en riesgo los derechos más fundamentales de millones de personas, y de manera especial los derechos de las mujeres.

“La crisis está aquí para quedarse y son los Gobiernos y los bancos quienes la han creado”, advertía la representante alemana, que, después de denunciar cómo la muerte de cientos de seres humanos y en especial de mujeres recientemente en una fábrica textil en Bangladesh, demuestra que el “estilo de vida europeo está basado en la explotación de recursos humanos y naturales de los países del sur”, aseguraba que “solo se puede reclamar los derechos de las mujeres luchando contra ese sistema que ha fracasado, en el que todo está comercializado, también el cuerpo”.

No era la única que defendía que la “receta de la crisis” propuesta por esa alianza de poderes, económicos y políticos, la llamada “austeridad”, no es sino la justificación que utiliza el modelo neocapitalista patriarcal –el mismo que nos ha traído hasta esta situación- , para imponer recortes en derechos sociales, mayor privatización de servicios públicos y los bienes comunes, criminalización de los movimientos sociales, y un refuerzo del conservadurismo patriarcal que repliega a las mujeres en el hogar, atacando derechos adquiridos gracias a la lucha de los movimientos feministas.

Y es que en todos los países, también en los europeos, la llamada crisis está golpeando negativamente en la vida de las mujeres, generando en ellas mayor pobreza, precariedad laboral, retroceso en sus derechos fundamentales y mayor sobrecarga en el trabajo, no reconocido, de los cuidados.

El impacto de la situación política, europea y mundial, alcanza por ejemplo, temas tan importantes como la “soberanía de los cuerpos de las mujeres”: el derecho a decidir, al aborto y la maternidad, la expresión de diversas identidades y modelos, se ven amenazados.

Otro de los retos es la “disputa sobre la Democracia”. Y es que el “espacio democrático es cada vez más pequeño” y los Estados facilitan su desmantelamiento –porque les interesa, para no encontrar freno a sus políticas-.

El movimiento social

“El debilitamiento deliberado de las políticas de igualdad de género se suma, en vez de contrarrestarlo, al aumento de la desigualdad social y de género que conlleva el tratamiento neoliberal”, afirmó Nines Fidalgo, presidenta del Forum de Política Feminista. Sin embargo, recodó que en España, en Europa y en el mundo, “no solo hay gobiernos y poderes neoliberales que sacrifican empleos, escuelas, hospitales y cuidados de personas reales a riquezas sin alma, sino también ciudadanía y movimientos sociales que comparten objetivos y luchas”

“Es muy importante que, desde su diversidad, matices y agendas específicas, se busque la alianza”, señaló Mayra Moro-Coco, representante de Awid (Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo) y que “se piense de manera visionaria, de otro modo: no hay recursos y hay que repensar tácticas”.

Y efectivamente, el debate posterior buscó dar profundidad a la denuncia y salida al encerramiento, para desarrollar propuestas concretas de articulación, estableciendo prioridades y fortaleciendo la movilización y las iniciativas desde los enfoques de género, derechos humanos, igualdad, justicia y solidaridad.

Ir más allá del empoderamiento, más allá de la transversalidad –que a menudo ha sido interpretada como técnica y no ha tenido en cuenta su dimensión política- y plantear objetivos específicos en cuanto a los derechos de las mujeres y la igualdad. Construir alternativas económicas y sociales enraizadas en la agenda de derechos de las mujeres, con un concepto de ciudadanía global y que pueda cruzar fronteras. Esas son las aspiraciones, prioridades y herramientas.