LA PLATAFORMA DE BEIJING CUMPLE 20 AÑOS