La solución de Suecia para la prostitución: