Ningún país ha alcanzado la igualdad de género en todos los ámbitos de la vida

Imagen: 

Santiago de Chile, marzo (SEMlac).- Con un llamado a la paridad y equidad total de aquí a 2030 por parte de la presidenta chilena, Michelle Bachelet, finalizó el evento de Alto Nivel "Mujeres y Poder: Construyendo un Mundo Diferente", realizado los días 27 y 28 de febrero en esta capital, objetivo que también planteó en la inauguración de la actividad la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka.
El documento con las conclusiones del encuentro, llamado "Unidas para el logro de la igualdad de género ahora ya", será presentado en la próxima sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW 59), que se efectúa del 9 al 20 de marzo de 2015 en Nueva Cork con el objetivo revisar los avances y desafíos de la Declaración de Beijing.
El encuentro Mujeres y Poder, organizado por ONU Mujeres y el Gobierno de Chile -a través del Ministerio de Relaciones Exteriores y el Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) -, se enmarcó en una serie de reuniones multilaterales que se están realizando en el mundo como parte de la conmemoración del vigésimo aniversario de la Plataforma acordada en la Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer de 1995 en Beijing, China, en la cual se elaboraron recomendaciones para que los gobiernos y las sociedades promuevan avances significativos para las mujeres.
La Directora Ejecutiva de ONU Mujeres indicó a SEMlac que la relevancia del evento fue "reunir a mujeres lideresas de todo el mundo para cambiar los liderazgos que necesitamos y acelerar los cambios para conseguir la equidad de género".
En el encuentro se reunieron mujeres líderes de diversos sectores y 60 países con el objetivo de aportar para el avance en el área de la Plataforma de Beijing, referida al acceso equitativo de las mujeres y su plena participación en las estructuras de poder y toma de decisiones.
Claudia Pascual, ministra directora del Sernam, señaló a SEMlac que este encuentro "coloca a Chile en el centro del debate acerca de qué más hacemos aceleradamente para que las mujeres lleguen a los espacios de toma de decisión, que se represente una visión más equilibrada e igualitaria de lo que somos en el país y en el mundo, y sobre todo de tener la posibilidad inédita de que lideresas tan importantes, de distintas regiones y de espacios público y privado, vengan a discutir a Chile sobre los desafíos de agenda 2015, avances y obstáculos para poder llegar a la igualdad plena que se planteó en Beijing en 1995".

Encuentro previo
Previo al evento internacional, ONU Mujeres y el Sernam convocaron a mujeres y organizaciones de mujeres de la sociedad civil chilena al encuentro "La contribución de la sociedad civil al empoderamiento de las mujeres: avanzando en igualdad y equidad", realizado el 26 de febrero en Santiago.
La ministra del Sernam señaló a SEMlac que esta oportunidad "era un espacio de diálogo donde pudiera haber representaciones de la sociedad civil con vasta experiencia -aunque evidentemente esto no es la totalidad-, para poder dialogar en torno a cómo se ven estos ámbitos y reconocer cuál es el papel que han tenido las organizaciones de mujeres de la sociedad civil en los avances en los derechos de las mujeres".
En la oportunidad, la directora ejecutiva de ONU Mujeres se refirió a los avances logrados desde Beijing, al tiempo que indicó qué falta y hacia dónde enfocarse para lograr la plena igualdad de las mujeres en el mundo. Destacó la necesidad de hablar de recursos en este ámbito, al señalar que "no es suficiente tener la voluntad política, hay que tener la voluntad de la cartera. En el 2015 tenemos que hablar de dinero".
El encuentro finalizó con una declaración que fue transmitida en el evento internacional por Carolina Carreras, delegada electa de la sociedad civil en este evento previo.
Carreras indicó a SEMlac que estamos "ad portas de que venga la evaluación de Beijing y la declaración de los Estados sobre Beijing+20, por lo que resulta relevante haber juntado a las mujeres y a las organizaciones de mujeres de la sociedad civil chilena para poder discutir un tema que tiene que ver con mujeres y poder, pero además todo lo que acá salió: el tema del desarrollo, el educacional, de autonomías económicas y del cuerpo, de la violencia".
"Es un momento muy importante que nos permite además mirarnos de nuevo las caras", insistió.
El evento previo acordó llevar varios temas al encuentro internacional, como la falta de recursos para las organizaciones de mujeres y la escasez de reconocimiento por parte de los gobiernos de la importancia que tiene la sociedad civil; la aceptación de la diversidad dentro de las mujeres, destacando principalmente las indígenas y quienes tienen necesidades especiales; y el aceleramiento en la incorporación de las mujeres al mundo del trabajo remunerado, especialmente en aquellos espacios masculinizados como la economía y la tecnología.