QUEREMOS UN NUEVO RUMBO PARA EUROPA, AHORA