Un año después de la Marcha contra las violencias machistas que reunió en Madrid a centenares de miles de personas, el movimiento feminista vuelve a convocar movilizaciones para exigir que la erradicación del terrorismo machista sea cuestión de estado.

Hace casi un año que tenemos un gobierno en funciones, un gobierno insensible a la violencia contra las mujeres. Por ello, creemos inaplazable que a la mayor brevedad, la mayoría de las diputadas y diputados emplacen al gobierno que pueda formarse para exigir la erradicación de la violencia machista y que esta sea cuestión de Estado que trascienda a la disputa partidaria. Un acuerdo que tenga en cuenta el Convenio de Estambul y las recomendaciones de la CEDAW para que estén reflejadas todas las formas de violencia contra las mujeres, incluidas las agresiones sexuales.

Cartel 7N violeta (1) (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.